Testimonios

Quiero compartir con ustedes mi experiencia en la academia de baile Mi Salsa    
lunes, 18 de febrero de 2008

Comencé hace un par de meses tomando clases de salsa y ha sido una experiencia buenísima, aparte de avanzar y aprender ene, la paso el descueve, ahora estoy en clases de salsa en linea, algo de tango, jazz y en fin, varias disciplinas que fortalecen lo que busco en esta academia, aprender a bailar Salsa, que es lo que hoy por hoy me mueve.

La verdad estoy contenta de formar parte de esta academia, es rico sentir que los profes de verdad se interesan en que aprendas y disfrutes de cada baile, ahora no hay quien me saque de la salsoteca los finde, de verdad esto ha sido increible.

Les invito a participar… inscribanse para que juntos hagamos la clave, esto esta que arde!!!
Gracias Mi Salsa.

Carolina Jara Alumna Academia Mi Salsa

 

Siempre he tenido una gran admiración por las personas que bailan salsa
lunes, 18 de febrero de 2008

Siempre me ha gustado bailarla,  pensaba que lo hacia muy bien…

Pero este verano, todo cambio,  el 12 de enero, mis amigas y yo fuimos a Viña,  a ver a nuestra amiga que es salsera,  nos llevo a una salsoteca a Valparaíso, en donde conocimos a Alejandro Salazar y algunos de sus amigos,  yo decía quien es Alejandro Salazar?,  al rato me enteré que éramos casi vecinos, y también que era dueño de una academia de baile  y unos de los mejores profesores de salsa del país,  cuando supe todas estas cosas soñé,  y me nacieron las ganas tremendas de asistir a sus clases.

Así fue,  llegando a Santiago, mis amigas y yo lo primero que hicimos fue ir a la academia, en donde nos dimos cuenta que teníamos un mundo nuevo por descubrir,  que teníamos la posibilidad de dejarnos envolver por el fascinante mundo de la salsa.  No fue difícil tomar la decisión de hacernos alumnas de Alejandro y comprometernos en querer aprender, personalmente la primera clase quedé muy contenta,  pero a la vez casi con pena de darme cuenta que mi baile preferido no lo estaba desarrollando bien,  había mucho por aprender…

Actualmente, me siento feliz, orgullosa de ir avanzando tan rápido en mi forma de bailar,  sentir que estoy haciendo algo tan sano, y tan enriquecedor para mi,  no puedo dejar  de mencionar la dedicación y el gran profesionalismo en que Alejandro realiza  su trabajo,  también el entorno, las personas son muy especiales, una magia que envuelve a cualquiera,  es muy grato sentir el respeto que hay entre cada una de las personas que asisten a las clases, las ganas que le ponen para perfeccionarse día a día,  es algo totalmente distinto a lo que estaba acostumbrada.

Esta experiencia se las recomiendo totalmente, y los resultados se ven a muy corto plazo…

Carolina Romero Alumna Academia Mi Salsa

Desde pequeño sentí gran admiración por el baile y cuando veía en la televisión bailar me decía algún día llegare a ser como ellos

Hola a todos primero que todo me presento mi nombre Jorge alumno de la academia mi salsa y me gustaría compartir mi experiencia con todos ustedes
Desde pequeño sentí gran admiración por el baile y cuando veía en la televisión bailar me decía algún día llegare a ser como ellos fue entonces cuando hace más o menos dos años conocí la academia mi salsa a la cual me integre, comencé bailando salsa con el profesor Alejandro Salazar el cual gracias a todos sus conocimientos me enseño todo lo necesario para poder lanzarme en esto, también aprendí otras disciplinas tales como el son, la bachata, la salsa en línea entre otras.
Además de estar en un grato ambiente junto a grandes personas y excelentes profesores, ah sido una muy linda experiencia, hora ya no hay quien me quite de las pistas de las salsotecas

Les invito a todos a participar de esta gran experiencia, los esperamos para que todos juntos bailemos al ritmo de la clave

Jorge Vilches Alumno Academia Mi Salsa

“En la radio suena una salsa de esas que me hacen subir el ánimo, de esas que me gusta bailar…”
sábado, 16 de febrero de 2008

Ya se cumplirán casi 5 años desde que escucho ésta música que me apasiona por lo demás.  Es que no creo que haya mejor terapia que bailar,  yo creo que no existe otra mejor que ésta.

Debo reconocer que a pesar de ser una pseudo aprendiz, aún me queda mucho camino por recorrer en esto de aprender a bailar.Mis inicios datan de hace varios años, cuando un amigo salsero me enseñó los pasos básicos, obviamente él era aficionado al igual que yo, y no era mucho lo que me podía enseñar, así que un día me decidí a aprender mas, llegué a la academia “Mi Salsa” por un cartel que estaba pegado en un árbol en Avenida Pajaritos, donde invitaban a tomar clases… debo reconocer que me dio susto llegar sola sin conocer a nadie, y estuve casi 3 meses tratando de decidirme a comenzar.Un buen día después de año nuevo me arme de valor y aparecí sola, ahí me recibió un profesor muy cordialmente, llegue a casino básico, pero me di cuenta que eso yo ya lo sabía, así es que con la aprobación de Alejandro Salazar me derivó a Casino intermedio.Me costó adaptarme al principio, pero al cabo de unas semanas los chicos me integraron en su grupo como una mas de ellos. Para mí,  bailar se ha transformado mas que en un hobby, una pasión, soy de las que escucha la música a través de las venas, la siento y mis pies no paran de bailar.

A veces creo que se ha convertido en una adicción… mi mp3 tiene mas de 200 temas, escucho salsa todos los días, de hecho falté a clases un par de meses y creo que sentía que algo me faltaba, fue por eso que volví.A modo de experiencia personal puedo decir que para mí, haber optado por las  clases de salsa ha sido una terapia, me ayuda a liberar mi estrés diario provocado por el trabajo, en muchas ocasiones de pena he recurrido al baile para subir mi ánimo.Bueno, yo personalmente planeo seguir, seguir aprendiendo, sueño con bailar algún día en una presentación de baile… pero eso es harina de otro costal

Los invito a tomar esta terapia, es una de las mejores que conozco, no hay duda.!!!

Barbara Silva Alumna Academia Mi Salsa

Para mi ha sido una experiencia unica es una terapia, libero estres diario por el trabajo

Ya hace un par de meses despus de una discusion con una pareja en un lugar x (para que vamos a promocionar el lugar jajjaa…) donde comenzaron a tocar salsa, un grupo que estaba en unas mesas mas adelante que la nuestra comenzaron a bailar hacian giros, giros bailaban espectacular yo cada vez me fui chupando hasta  que vino lo que no queria mi amiga me dijo bailemos y estaba tan chupado que le dije que no y decir no a una mujer uuuuffff, el asunto que discutimos se arruino la noche y blablabla lo que me llevo decidido a buscar donde aprender a bailar salsa hasta   encontre este MUNDO que es MI SALSA al principio estaba temeroso de ir, pero me decidi y aqui estoy aprendiendo cada dia mas los Profesores (Amigos)se dedican 110% para que aprendas.

Para mi ha sido una experiencia unica es una terapia, libero estres diario por el trabajo alguna discusion por aqui por alla, a veces alguna pena llego a la academia y me sube el animo y lo otro el ambiente es grato es genial por eso en un par de lineas mencione MUNDO, porque es otro mundo entras y se te olvida todo ries bailas compartes y aprendes (es una familia).

No te lateo mas ven y descubre lo tu mismo  nos vemos un abrazo

Ivan Poblete Alumno Academia Mi Salsa

Siento que fue lo que me sacó de mi estado depresivo y me alegró la vida

Hace dos años atrás, me encontraba pasando por una depresión. Tenía mucha tristeza en el alma y nada que me motivara a ser feliz. Esto por diversos motivos y situaciones de mi vida. De casualidad, conocí a un profesor de salsa quien me invitó a participar de sus clases diciéndome que eso cambiaría mi vida y le pondría alegría a mi rutina diaria. Y así no más fue.

Comencé a ir al gimnasio donde entré a clases de salsa básica. La verdad. Mi llegada fue complicada porque sólo tenía las ganas de participar y aprender. Pero me di cuenta que era tiesa, que no tenía coordinación y que lo hacía muy mal. Todo eso contribuyó a que me sintiera cada vez peor, puesto que veía el avance de todos mis compañeras sintiendo que hacía el ridículo y con mucha vergüenza de moverme. Esto fue el principal motivo por el que no resultaban los pasos y las coreografías. No veía avance y las semanas pasaban.
Me frustré, me dio rabia y me avergoncé a tal punto que muchas veces quise renunciar y hasta me salí de clases para que se me pasara la rabia y la vergüenza. Me sentía ridícula y observada por todos mis compañeros. Sentía que se reían de mí. Finalmente, lo que partió como algo agradable, con lo que yo disfrutaría, terminó siendo un problema más. Pero no quise dejar de asistir. Creo que mi constancia y las ganas hicieron que siguiera adelante. Ahí comenzaron a pasar los días, hasta que en una ocasión, sin saber cómo, llegué a mi clase y comencé a bailar. Sin vergüenzas. Sin nada. No se lo que me pasó. Pero en definitiva agarré confianza y dejé de lado todo el pudor que me mantenía estancada para continuar.
Fue muy simpático, porque desde ahí que bailo y disfruto lo que hago con mucha pasión. Siento que fue lo que me sacó de mi estado depresivo y me alegró la vida, igual como el profesor me lo había dicho.

Lo importante es que no debemos abandonar nuestras metas, que es importarte creer en uno. En nuestras capacidades ya que todos podemos, independiente que nos sintamos frustrados alguna vez, pero la idea es ser constantes porque:

“EL QUE QUIERE….PUEDE”

Pamela Padilla Alumna Academia Mi Salsa

 

“El baile es un soplo de vida mágico que ha inundado mi existencia, ha hecho vibrar las finas cuerdas de mi alma, y ha  irrigado mis venas para extender mis alas en plena libertad”

 

Todos debemos hacer algo que realmente amemos, no importa si lo hacemos bien o mal, porque si haces algo, cualquier cosa, involucrando al corazón, la respuesta es… felicidad. Así mismo, el baile, ha llegado a mi vida  para elevarla, no sé si yo fui en su búsqueda o el llegó a mí, o simplemente siempre estuvo esperándome. Cuando pequeña fui realmente feliz en las clases de folklore, en las presentaciones, en teatros, en el colegio, en un velódromo y simplemente un día se esfumó, y hoy descubro que era un gran vació que debía llenarse tarde o temprano, soy una convencida que cuando algo tiene que llegar a tu vida, esto llega a su debido tiempo.

Quería hacer algo distinto, mis primeros pasos de salsa los di en otro lugar, el cual no mencionaré y sentí que no era ahí, ya tenía vista la Academia en internet, así que un día llegué a Mi Salsa, no fui a buscar amigos, ni pareja, simplemente fui, porque era algo que sentía que me debía a mí misma y porque es lo único que tenía la certeza que iba a realizar con constancia, cosa que hoy, me enorgullece.

Muchas cosas llegan por añadidura y la amistad, llegó después de casi un año asistiendo a clases, he encontrado amigos maravillosos, siempre he creído que las personas, todas, tienen una riqueza inmensa que entregar, y soy una agradecida de la vida, porque comparto algo que tanto me hace feliz con amigos valiosísimos y a quienes quiero sinceramente.

Todos los profesores que he tenido, Alejandro, Felipe, José y Zagala, son de una gran calidad humana, sólo puedo darles las infinitas gracias por la calidad de su trabajo, y quiero que sepan que han hecho de ésta, su alumnita, una personita muy feliz y que por ende, forman parte de un lugar muy especial en mi corazón.

Nunca me enteré antes de ir a la Academia, que había que pasar por el terror de las galas de alumnos, pero saben que, vale la pena ese trauma, digamos que mi autoestima nunca ha sido mi fuerte, sinceramente, haciendo una analogía un poco extremista, mi autoestima estaba tan abajo como las napas freáticas, y crecí de esa manera, pero, las galas de alumnos, me han ayudado a dar un paso más adelante, los nervios siempre van a estar, son parte del juego, pero vestirse con algo que jamás pensaste que te ibas a colocar, maquillarte, “valorarte”, dar lo mejor de ti, y no sólo por ti, sino porque eres parte de un grupo y también porque representas todo el esfuerzo de un “profesor o profesora” que cree en ti, te exige, y te hace repetir una y mil veces un paso hasta que te salga bien, entonces, das ese paso adelante y en menos de tres minutos, aunque las piernas no te funcionen de nervios, dejas todo en el escenario.

Es cierto que en un grupo de alumnos, hay mucha diversidad, muchos vienen del trabajo o estudio, nos concentramos en aprender el paso, cada cual a su ritmo, nos reímos mucho, nos tenemos paciencia, o nos vamos corrigiendo, descubrimos que ir a bailar es bueno para desestresarse, se olvidan los dolores, los problemas,  y más que eso, en Mi Salsa, se fortalecen las virtudes del respeto mutuo, la responsabilidad, el compromiso y preocuparse por el otro, ayudándose mutuamente o estando ahí cuando lo necesitan.

En fin, es imposible hablar de Mi Salsa sin ver rostros, y en estos momentos tengo muchos en mi retina, no es un lugar frio donde ir a aprender a hacer unos cuantos pasos de baile, es un lugar donde te sientes cómodo, acogido, que perteneces ahí, que eres parte de todo esto, de pronto, el vacio no existe, ha sido llenado por música, por risas, por lazos fuertes de amistad, en la Academia no eres un alumno más, no vas a sumar vales o cupos, tu eres una persona única que marca la diferencia y que por ende, siempre se nota la ausencia de quien no está.

En simples palabras, por donde te lleve la vida más adelante, en tu alma ha quedado el sello de Mi Salsa y al ritmo de la clave… tu corazón latirá por siempre.

Eternamente agradecida,

María Teresa. Alumna de Academia Mi Salsa

 

 

QUIERES DEJAR TU TESTIMONIO Y EXPERIENCIA DE TU PASO POR NUESTRA ACADEMIA ESCRIBE EN EL FORMULARIO DE ABAJO

 

 

 

 

 

ACADEMIA MI SALSA
esta ubicada En
el interior del centro comercial portales
Ubicado en Av portales #205. ver mapa

Puedes comunicarte con nosotros a traves de
misalsa@misalsa.cl
y con mucho gusto responderemos
todas sus dudas y consultas a la brevedad

Tambien nos puedes llamar a los telefonos:
fono: 22932 33 00

Cel: +56991250716
whatsapp